Lo que puedo ser

Yo te saludo, centinela solitario,
en ese velero blanco
que se dibuja a lo lejos en el horizonte,
cada día a la caída del sol,
flotando en ese mar que nos une y nos separa
en este caluroso mes de agosto.
Anhelo tus ojos cargados de tristeza y deseo,
esa mirada tan vieja como el mundo...
Añoro esa magia
que burla las matemáticas y hace de dos uno.
También en el otoño te saludo
cuando te instalas en la ventana
absorbiendo lluvia y
color de hojas variopintas,
y en el invierno, hipnotizado mirando el fuego.
En esta rueda de estaciones,
en este ciclo de vida,
cada día, en algún momento,
 junto cielo y tierra,
completo nuestra soledad,
unidos e incompletos...
en todas las variantes posibles,
solitario centinela,
yo te saludo...
para no olvidar nunca lo que soy,una guerrera,
y lo que puedo ser...


Comentarios

Transi ha dicho que…
Una guerrera dulce y poeta enamorada de la vida diría yo...
Preciosas palabras!
Un besote
Mª José ha dicho que…
Me alegro si consigo comunicar ese amor por la vida...
Gracias por el comentario.